Mensaje de la Presidenta

Estimados miembros de CECA,

Aquí estoy, después de tantos años de diversas actividades dentro del Comité, como presidente del CECA. Lo tomo como un honor, pero también como una responsabilidad importante.

En primer lugar, quisiera agradecer la actividad del Consejo anterior, que bajo el liderazgo de Mila Chiovatto, además de las actividades tradicionales del CECA, ha logrado un progreso significativo en la organización interna del mismo. Deseo agradecer a todos por su tarea.

Sobre estas bases sólidas y ayudada por un staff de diferentes edades, experiencia, orígenes e idiomas, me gustaría guiar, con su ayuda, la actividad de nuestro comité en varias direcciones prioritarias:

  • La comunicación a los miembros deberá fortalecerse de dos maneras complementarias:
  1. Mediante una actualización necesaria de las listas de miembros, insuficientemente actualizadas por la Secretaría del ICOM y que deberán conciliarse caso por caso con las listas elaboradas por los Comités Nacionales. Nuestra red de corresponsales nacionales fortalecerá aún más su utilidad.
  2. A través de un sitio web renovado y receptivo, una mayor presencia en las redes sociales, el envío de boletines plurianuales. Toda la información proporcionada debe estar disponible sistemáticamente en los tres idiomas oficiales del ICOM, una tarea importante pero esencial para la inclusión de todos.
  • Se solicitará la participación activa de la red de miembros de varias maneras:
  1. Al cambiar el formato de nuestras reuniones anuales a un modo más interactivo que favorezca los intercambios y testimonios y posponga los talleres tradicionales previos a la conferencia dentro de la conferencia abriéndolos a todos.
  2. Mediante la constitución progresiva de “grupos de interés especial”, cada uno de los cuales decide, en torno a un coordinador voluntario, trabajar a mediano plazo en torno a un tema común, dando lugar a informes durante la conferencia anual.
  3. Prestando especial atención a la formación profesional de la red de miembros, más allá de la mera información, reforzando los vínculos ya iniciados entre la investigación experimental y las habilidades profesionales. Los candidatos al Premio a las Mejores Prácticas, por ejemplo, serían alentados a perfeccionar sus herramientas de evaluación del programa durante los talleres en la conferencia anual. El número de talleres regionales se incrementaría y se orientaría hacia el desarrollo de habilidades de estructuración en la educación museística.
  • Apoyo para el reconocimiento de las habilidades del personal educativo en los museos, alentando su participación en el desarrollo de exposiciones y actuando de todas las formas posibles para mejorar el estatus profesional de los educadores de museos.

Soy consciente de que este programa es ambicioso, pero estoy convencida de que corresponde al deseo de los miembros del CECA y que puede ser llevado a cabo por el hermoso equipo que se acaba de formar y por el dinamismo de la red.

¡Vivan los museos, viva la educación que brindan, vivan los profesionales que se dedican a ellos!

Marie-Clarté O’NEILL
Presidente del Comité Internacional ICOM CECA.
Septiembre de 2019